4. Igualdad de derechos
    Summery

    Todo ser humano es igual en la comunidad mundial de personas y un ciudadano libre de esta tierra.
    Las fronteras sociales, ideológicas y geográficas entre las personas, son barreras creadas por el hombre que carecen de una base física o natural. Estas divisiones artificiales son contrarias al bien común y a la supervivencia de la sociedad en su conjunto.
    Nuestros puntos en común, en cambio, son físicos y naturales. En términos más generales, todos necesitamos y queremos las mismas cosas. A través de la cooperación universal y la igualdad de acceso, podemos aplicar nuestras habilidades con mayor eficacia para satisfacer estas necesidades comunes.